viernes, 25 de julio de 2014

CAPÍTULO 1 (3º Parte)

        Para despejar un poco la mente de tantas preguntas sin respuesta; he decidido  que ya va siendo hora de hacer las tareas matutinas que me tocan habitualmente,  más a parte las de mi hermana. Esto me pasa por hacer apuestas con ella. Anoche vimos una película de amor entre dos protagonistas de diferente época. Ella decía que la chica volvería al pasado y se quedaría con él. Yo le dije que no que ambos se quedarían en Nueva York en la época de la protagonista. Al final Sophie ganó.
    
     Sophie es mi herma pequeña. Al mes que viene va a cumplir diez años. Es un auténtico terremoto, no se está quieta ni un segundo y es muy avispada. Se quiere enterar de todo lo que  pasa a su alrededor. Y sobre todo gana en todo lo que se proponga. A su corta edad tiene las ideas muy claras; desde hace años ya tiene todo su futuro planeado: ser mejor que su hermana en los estudios, ir a la universidad para obtener la carrera de ingeniería genética igual que nuestra madre, encontrar a su alma gemela, tener dos hijos y viajar por el mundo. Su cabello es castaño oscuro y le cae en suaves ondas hasta los hombros; enmarcándole su cara angelical de dulces fracciones que esconden a un ser oscuro que aparece cuando no tiene lo que desea. Sus ojos de color miel con motas  de color verde abeto son lo primero en lo que te fijas cuando la ves. 
     

     Cumpliendo con mi parte de la apuesta; he preparado el desayuno y también he hecho las camas de ambas. Mientras, Sophie se estaba arreglando la primera  en el baño que tenemos en común por ser la ganadora. A la próxima vez no se saldrá con la suya.   Aunque, lo más extraño ha sido a la hora de vestirme. Cuando me estaba quitando el pijama, para ponerme la ropa limpia. He podido observar en el espejo que, mi pecho estaba todo envuelto con vendas y que  había zonas de estas donde se formaban pequeñas manchas. Todas ellas de sangre. Después de diez minutos, sigo tratando de quitarme la dichosa venda; que por lo que se ve la han debido de enganchar muy bien, porque me cuesta mucho quitármela. Como siga así pienso irme al instituto con la aparatosa venda. 
CONTINUARÁ...

5 comentarios:

  1. Lo de la vida de la hermana me ha parecido poco creíble teniendo en cuenta que es una niña de 10 años y mas diciendo que lo sabe desde los 5 y que ha esa corta edad sepa que existe una carrera de ingeniería genética, no se...
    Por lo demás todo bien me gusta bastante y seguiré leyendo haber como evoluciona la historia
    Suerte!!
    A.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. En la vida hay que saber reconocer cuando te has equivocado y saber rectificar. En cuanto a lo de la hermana tienes toda la razón de mundo que no parece muy creíble. Pero el motivo que elige esa carrera y no otra es debido a que es a lo que se dedica su madre. Ella es el modelo a seguir de su hija. Por lo tanto es posible que a tan corta edad tenga las cosas claras como las tiene Sophie si desde pequeña lo ha estado viviendo. Mis intenciones eran hablar de la madre en otra entrada. Ahora mismo lo rectificaré para que no haya más confusiones de este tipo. Gracias otra vez por tu comentario y me alegro que te guste la historia. ^^
    María José

    ResponderEliminar
  3. Gracias por responder a mi comentario viéndolo desde ese punto ya todo cuadra un poco mejor
    A.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por tu comentario. Me alegro que ahora cuadre un poco mejor.
    María José

    ResponderEliminar
  5. ¡No sabia que escribias!
    Me quedo por aquí leyendote.
    ¡Un beso desde petalosdeunlibro.blogspot.mx!

    ResponderEliminar